REFUGIOS, UNA LABOR QUE SOLO ENTENDERÁN LOS AMANTES DE LOS PERROS

Refugios

Al caminar por las calles de Cuenca se observa a diario perros que viven en las calles, algunos presentan un peor aspecto por el abandono en que viven y otros con una mirada triste y su cola entre las patas vagan en busca de comida o que alguna persona se interese por cambiar su dura realidad.

Personas que no han podido ser indiferentes a esta problemática han tomado cartas en el asunto y han creado refugios para ayudar a unos pocos a cambiar su vida.

FAAN

Familia Amor Animal, FAAN, actualmente cuenta con dos refugios, uno en Baños donde alberga a 64 perros, y otro en Ricaurte, con 30, los cuales consumen 35 kilos diarios de comida. Se los alimenta una vez al día.

La falta de voluntarios también dificulta el alimentarlos en los refugios. En Baños se turnan 12 personas, para los siete días de la semana, en Ricaurte su director asiste de lunes a sábado, y el domingo lo hacen dos voluntarios.

José Gómez, director de FAAN, expresó que para alimentar a los 94 perros que están en los dos refugios cuentan con pocas donaciones. Algunos restaurantes les regalan los desperdicios y Fabiano’s Pizza les prepara comida tres días a la semana.

Otro problema con el que cuenta FAAN, es que al carecer de instalaciones propias tienen que cambiar continuamente de lugar. “El mayor problema de tener un refugio es el rechazo de las personas que viven en el sector, por lo que estamos en busca de un terreno fuera de la ciudad”, agregó.

Casi 1.000 dólares mensuales se requiere en los dos refugios para alimentación y para gastos médicos entre 1.000 y 1.500 dólares mensuales.

Si desean ayudar en esta labor, las donaciones para los dos refugios se las puede dejar en la Clínica Gallardo que está en la Avenida Guayas y Remigio Crespo, en almacén de pinturas D’Colores en la Mariscal Lamar y Miguel Vélez, en el local de CBC en Mall del Río y Milenium Plaza, o llamando al 0998681859.

faan (1)

REFUGIO DEL MEJOR AMIGO

El Refugio Del Mejor Amigo, fundado por la estadounidense Patricia Tiura, alberga a 110 perros. “Necesitamos alrededor de 80 kilos diarios de comida para alimentarlos dos veces al día en el refugio. Nos solventamos con el 10 por ciento de donaciones y el resto es autofinanciación con bingos, eventos y la fundadora ayuda con que haga falta al mes”, dijo Darwin Palomeque, representante del refugio.

El terreno en el que funciona el refugio tiene una dimensión de una hectárea.

“Existen animales abandonados por la inconsciencia humana, somos personas que simplemente no nos duele verlos en la calle”, agregó Palomeque.

Junto al médico veterinario Wiliam Palaguachi se encargan de las curaciones y los gastos corren por cuenta del médico y el refugio.

1.200 dólares es el dinero que necesitan para alimentación, y 300 dólares emplean en medicina de manera mensual en el refugio.

Las personas que deseen ser voluntarios del refugio para ayudar a los animales o deseen adoptarlos pueden contactarse a través de Facebook como Refugio Del mejor amigo o llamar al teléfono 0997048821.

 

Fuente:  Maricela Montero – Tiempo Libre